Contacto  |  

Sitemap  |  

Cookies & Protección de Datos  |  

Usted está aquí: 

>> Muerte del querido mascota 

Muerte del querido mascota




La muerte de nuestra mascota


Creo que cada persona asume la muerte de un ser querido – sea una persona o una mascota - a un ritmo completemente diferente porque es algo muy individual.


Pero estar preparado y bien informado ayuda en esta época tan dura. Por la edad avanzada de mis perras, hablé muchas veces con mi veterinaria en los últimos mes sobre el tema desagradable y tenía muy claro que no querría llevar mi perra a la clínica sino que la veterinaria debe acudir a mi casa dónde mi perra se siente bien, para tener un ambiente tranquila en el momento de la despedida. Y así fue.

Estoy segura de que no todas las personas puedan entender mi tristeza extrema “sólo por la pérdida de un animal”. Pero para mi, las mascotas son miembros de familia y compartí mi vida con ellas. Y no sólo paso dolor sino también lloro la pérdida de los últimos 16 años felices conviviendo con ellas, el amor y por todo lo que me han dado nuestras queridas perras.

Quiero compartir mi experiencia aunque todavía me cuesta mucho de escribir sobre la muerte y la incineración de mis perras Conchi y Linda. Sin duda me duele tanto porque tenía que pasar por unos tiempos más duros dos veces en 3 meses.

En Julio de 2014 me hizo saber nuestra querida perra Conchi (mezcla pastor alemán) con sus 15,5 años que ya no aguanta más los dolores provocados por espondilosis y atrosis a causa de su edad tan avanzada. Por el bien de nuestra querida amiga, nos veíamos obligados de enfrentarnos al momento traumático y tomamos la decisión de la muerte médica (eutanasia).

Y en Octubre de 2014, se fue nuestra querida perro Linda (también mezcla pastor alemán y hermana de Conchi) con 16 años de este mundo. Ella tenía cáncer que hizo un montón de metástasis y sin posibilidad de tratamiento.

Los que pasamos por esta experiencia podemos necesitar más o menos tiempo para normalizar de nuevo nuestra vida y sentirnos menos tristes. Supongo que yo necesitaré más tiempo...




Copyright© 2009-2014 escuela-canina.es. Todos los derechos reservados.