Contacto  |  

Sitemap  |  

Cookies & Protección de Datos  |  

Usted está aquí: 

>> Filosofía 

Filosofía

Mi filosofía es la educación sin violencia & la formación del equipo "hombre - perro"

En Alemania, Suiza y Austria las escuelas para perros crecen como setas y la oferta de terapeutas del comportamiento canino, psicólogos caninos e incluso comunicadores de animales va en aumento también. Esta impenetrable maleza de ofertas no la entiende casi nadie y es difícil decidirse por una.

En España, en cambio, la oferta es mucho más pequeña y la red de las escuelas caninas existentes no es muy densa. Es cierto que en la mayoría de las comunidades españolas hay gente que trabaja con perros o los está adiestrando, pero en casos problemáticos los dueños desesperados pocas veces encuentran a psicólogos caninos que tienen una formación profesional. Además, la mayoría de las escuelas de adiestramiento canino en España siguen empleando métodos anticuados y apenas contribuyen a mejorar la relación entre el hombre y el perro. Aquí, por desgracia, el perro se transforma a menudo bajo presión en un títere y no puede vivir como compañero al lado del hombre. Para mí, personalmente, es increíble que todavía haya perros atados con cadena durante años, y que uno se vaya a una escuela de adiestramiento canino sólo cuando sea necesario - el perro se queda en la institución y después de cuatro o seis semanas se lo recogerá transformado en una "máquina acabada que funciona".

Una forma de trabajar más eficiente e individual la tienen psicólogos, adiestradores y educadores en escuelas caninas bajo dirección alemana, inglesa o de jóvenes españoles que han reconocido que un perro es un individuo y que se puede conseguir mucho más mediante refuerzo positivo en lugar de golpear y presionar. Sin embargo, estos adiestradores "modernos" son escasos y a menudo están demasiado lejos del domicilio.

Durante mi formación de psicóloga canina he adquirido muchos conocimientos sobre el perro y su antepasado, el lobo. No obstante, mucho más importante es que haya aprendido a ponerme en el lugar del perro. Y esto es, en mi opinión, la base tanto para la comunicación con el perro como para la comprensión del comportamiento canino. Pero estos conocimientos son indispensables también a la hora de instruir al dueño correspondiente.

Cada perro tiene su personalidad propia y necesita por lo tanto asistencia individual. Por este motivo no doy cursos de entrenamiento en grupos grandes sino ofrezco principalmente cursos particulares para el perro y su dueño.

Mi filosofía y por consiguiente el objetivo de cada terapia de conducta canina o cada adiestramiento canino es crear un nivel homogéneo para la comprensión y la comunicación entre el perro y el hombre. Esto requiere explicar al hombre las necesidades del perro y sus comportamientos posiblemente aprendidos, ya que muchas veces el comportamiento problemático del perro se funda en el comportamiento del hombre y tiene menos causas psicológicas que alguno que otro piensa.

Un perro que aprende bajo estrés asociará esa experiencia con algo negativo. Aunque la educación sin el uso de collares de castigo y otros llamados recursos educativos necesita mucho más tiempo, paciencia, perseverancia y a veces nervios fuertes, vale la pena para ambas partes. Los éxitos logrados mediante el refuerzo positivo se guardan mejor en la memoria del perro y son importantes para crear una relación de confianza entre el perro y el dueño.

Por este motivo rechazo la aplicación de collares de castigo y aparatos de estímulos eléctricos. Aunque prometan un éxito más rápido, el dueño perderá a largo plazo la confianza del perro. La violencia no es la solución ni en la educación básica ni al resolver problemas de comportamiento del perro. Violencia contra animales significa infringir la Ley de Protección de Animales. Además, el hecho de que la educación sin violencia es muy eficaz y tiene efectos mucho más positivos está científicamente probado.

"La compasión hacia los animales está tan estrechamente ligada a la bondad de carácter que se
puede afirmar con seguridad que quien es cruel con los animales no puede ser una buena persona."
(Arthur Schopenhauer, filósofo alemán)

Si usted necesita ayuda en la educación de su perro o si su perro muestra unos comportamientos problemáticos que quiere modificar, y si además está dispuesto a trabajar con su perro sin violencia, no dude en contactarme. Con mucho gusto les ayudaré a usted y a su cuadrúpedo para que obtengan una mejor calidad de vida.

"Lo que el dinero no puede comprar es el meneo de la cola de un perro."
(desconocido)


En este sentido le saluda

su psicóloga canina




Copyright© 2009-2014 escuela-canina.es. Todos los derechos reservados.