Contacto  |  

Sitemap  |  

Cookies & Protección de Datos  |  

Usted está aquí: 

>> Enciclopedia A - Z  >> L - Ladrar y parar ladridos 

L - Ladrar y parar ladridos

Ladrar y evitar ladridos molestos de nuestro perro


Un ladrido “normal” que avisa irregularidades es normal y es útil para el perro y sus dueños. Sin embargo no podemos permitir al perro que ladra excesivamente si vivimos en un entorno residencial y los vecinos pueden verse molestados.

Hay perros que ladran a menudo y mucho. Si quisiéramos parar estas situaciones, tenemos que poner en claro que el perro se busca el disgusto con nosotros si ladra.

Lo mejor sería introducir un orden para el "anti-ladro", por ejemplo, el "calla".


Y así funciona:
____________

Damos el orden "calla"y si el perro sigue landrando (que por supuesto va a hacer al principio), tenemos que introducir algo que sea desagradable para el perro.

Qué es desagradable y que nos podemos inventar?

-A veces basta con una mirada serio.

- También podríamos tocar palmas (con nuestros manos),

o bien y si no hay otra manera, le podríamos

- mantener cerrado la boca del perro si está cerca

- salpicar con agua en la cara/nariz (p. ej. con una pistola de agua para niños) para desconcertar a nuestro perro. No se debe usar las dos últimas ideas si tenemos un perro sensible porque podríamos perder su confianza.

Y en el momento cuando está tranquilo, nos relajamos y le recompensamos al perro en seguida.

En la educación de nuestros perros hay siempre más de una manera para enseñar algo a nuestros perros dado que cada perro es diferente y no hay regla fija para cambiar una conducta indeseada para todos los perros. Más vale buscar el camino adecuado para un perro en concreto y buscar la manera adecuada que funciona.

Si usted tiene dificultades de introducir directamente el orden “calla”, debe empezar iniciar un orden para que su perro da algunos ladridos controlados (p. ej. “ladra”) para llegar poco a poco llegar al orden “calla”.

Y así le podemos quitar a nuestro perro el costumbre de ladrar excesivamente en muchas situaciones diarias. Pero tenemos que demostrar paciencia y consecuencia porque ningún perro deja de ladrar por sentido común sino sólo porque entiende que su amo no lo quiere¡!!

Aunque se puede solucionar este problema de comportamiento (ladrar en excesivo) en muchos casos, el éxito depende del origen del problema. Si su perro por ejemplo ladra excesivamente por soledad, por aburrimiento o por ansiedad de separación debe consultar a un psicólogo canino.




Copyright© 2009-2014 escuela-canina.es. Todos los derechos reservados.